El precursor del karate-do Gichin Funakoshi dijo una vez: La meta final no es la victoria ni la derrota, sino el forjar un carácter fuerte y honesto en los practicantes Edades para empezar a practicar Artes Marciales en MOMO La Zenia Niños y niñas a partir de 4 años El agua es el mejor medio para desarrollar tanto las aptitudes físicas como las psíquicas o las neurológicas en los niños, sin duda.

Todos y todas las [email protected] , participaron en varias pruebas, unas clasificadoras y otras amistosas o voluntarias, lo cual es de valorar positivamente.

Bailar es una de las mejores actividades que pueden realizar los niños y niñas desde edades bien trempranas.

Mejora la salud cardiovascular, favorece la coordinación y el sentido del equilibrio, libera tensiones y ayuda a hacer amigos.

¡El baile les da la oportunidad de expresar su yo y su creatividad!

Además, aunque algunos padres puedan pensar que el entrenamiento en artes marciales desata la violencia, está demostrado que un artista marcial tiene más capacidad para controlar los impulsos violentos por lo que se consigue solucionar la mayoría de los problemas sin recurrir a ella.

Para los niños acomplejados o con poca autoestima, el sistema de cintas les da objetivos claros y realistas por lo que, cuando consiguen dominar una nueva técnica o graduarse en una cinta superior, se sienten realizados.Esa sensación va con ellos en todos los ámbitos de su vida.Los nadadores y nadadoras que participaron el sábado pasado 6 de junio lograron sus mejores marcas en todo el curso.Esta 'competición amistosa' fue organizada para disfrutar de una jornada deportiva junto a los compañeros y compañeras de la Escuela de Natación de MOMO La Dehesa así como de otros centros.Al principio estaban algo nerviosos y nerviosas pero, tras calentar dentro del agua y explicarles el proceso, estaban muy animados para comenzar.A nivel deportivo individual, se crean este tipo de eventos para valorar en qué punto deportivo se encuentra la nadadora o el nadador: su técnica, su velocidad, su nivel de control y estrés durante el nado, así como la respuesta de su cuerpo y mente en la aproximación de una situación real de competición, como la valoración constructiva de su experiencia en este tipo de acontecimientos.